jueves, 8 de junio de 2017

Del Libro “???” de Alicia Campos….




Árbol que nace torcido…

Árbol que nace torcido, puede dar muy buena sombra, oxigenar el air, dar flores, frutos y semillas, servir de leña, ser útil para fabricar papel, muebles, casas y embarcaciones,  artesanías,  y de ellos se pueden extraer aceites, esencias, miel, polen y fruta, o sea que un árbol torcido no deja de ser un valioso árbol que forma parte de la cadena alimenticia.

Comparado con un árbol derecho (“normal”), para muchos podrá ser desagradable, pero para otros será interesante precisamente por ser diferente a los demás, motivará a algunas personas a hacer algo por enderezarlos aunque no se logre, impresionará a otras tantas por sus formas muchas veces artísticas, servirá de ejemplo y distinción entre lo convencional y lo peculiar,  inspirará a personajes que los utilizarán en sus obras de arte, ya sea fotografía, pintura o cualquier otra actividad.   

Por otra parte, un árbol por muy derecho y fuerte que sea, también puede causar RECHAZO para algunas personas, por sus raíces que levantan banquetas y afectan tuberías, porque tira muchas hojas, porque no deja pasar los rayos del sol para que caliente las habitaciones de la casa, etc.

Así sucede con las personas, muchas veces esperamos que todos tengamos los mismos valores, las mismas “formas” de ser, de vestir, de comportarse,  y cuando una persona es diferente va a haber quienes las rechacen, quienes las protejan de más, quienes las acepten y quieran tal como son y quienes simplemente se alejen de ellas….     Pero  ¡el valor de cada individuo es  UNICO!   Su valor no puede ser medido ni comparado, es un ser inmensamente valioso.

 Existen más de cien mil especies de árboles incluyendo los que están torcidos, y a todos hay que apreciarlos, valorarlos y respetarlos, ya sean altos, bajos, anchos,  delgados,  de hojas anchas, cortezas gruesas, etc.  Ahora imaginen la inmensa variedad de seres humanos, desde lo físico, los valores, la cultura, el idioma, las ideas, los sentimientos, etc, etc.  Así como  TODOS los árboles oxigenan el aire que respiramos, también las personas nos enriquecen con su individualidad.  Debería ser fascinante aprender de cada uno, en vez de rechazar, juzgar y lastimarlos.

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario