jueves, 15 de enero de 2015

Del Libro ???? .... de Alicia Campos




¿Que cuál es mi edad?


No creo que sea correcto resumir mi respuesta a la edad CRONOLOGICA, que se determina por la fecha de nacimiento.
Ni tampoco basarla en la edad BIOLOGICA, aunque por ahí se dice que es la que más se acerca a la verdadera edad de la persona,  pero me rehúso  a aceptar que el envejecimiento de células y algunos órganos determine mi edad.
Y definitivamente la edad PSICOLOGICA no va a determinar mi edad ya que a veces es tan variante, dependiendo de las decisiones que tome.
Y peor aún la edad SOCIAL, esa agrupa las edades de manera muy genérica como “la mayoría de edad”, “la edad para casarse”, “la edad para tener hijos”, “la edad para jubilarse……”

Yo prefiero hablar de mi edad de la siguiente forma…..
Soy una niña que se emociona y no puede esperar a abrir un regalo o recibir una sorpresa. Una pequeña que disfruta  de los paseos por la playa así como  los relajados momentos en  el parque. Soy esa chiquilla que se asombra de las maravillas naturales y culturales durante el largo recorrido de un viaje por diferentes ciudades.   Soy una creatura que se deleita viendo caricaturas deseando que triunfe el bien sobre el mal, y que anhela pasar un rato agradable en algún parque temático.

También soy una joven adolescente que defiende sus ideales como una “rebelde – con causa”.  Soy una jovencita que se enamora perdidamente entregando el corazón esperando ser correspondida.  Soy esa chica que busca atraer la mirada de la gente cuando le vean pasar.  Y también soy un tanto intrépida al recorrer caminos de la vida nunca antes transitados.

Al mismo tiempo soy una mujer madura, que toma decisiones asumiendo las consecuencias de sus actos.  Soy una persona con criterio propio que utiliza herramientas como la educación y los valores para enfrentar la vida con optimismo, integridad y satisfacción.

Además soy una anciana, que tiene tantas historias que contar por haber vivido una vida feliz, tantas lecciones de vida que se deben guardar para que otros se beneficien con ellas.  Soy una mujer de la segunda, tercera, o tal vez  de la cuarta edad, pero que al igual que cualquier niño y adolescente, anhela la paz del mundo.  Soy una vieja que ahora valora la vida por lo que ésta  le da y no por lo que le quita. 
Soy simplemente una mujer con la edad requerida para aceptar a las generaciones que vienen detrás de mí aunque tal vez no las entienda completamente;  una mujer con la edad suficiente para reconocer mis limitaciones físicas sacándole provecho a lo que me queda;  soy una mujer con la sabiduría necesaria para comprender que todo ser humano por naturaleza es bueno, aun cuando nos hayan hecho daño;  pero sobre todo, soy una mujer que con los años ha aprendido a perdonar, perdonarse y pedir perdón.


En conclusión mi edad fluctúa dependiendo de mi actitud ante la vida.


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario